La dama de Baza

Hallazgo

(S.IV aC) Estatua íbera, urna funeraria, policromada y con una cavidad bajo el brazo derecho del trono en la que se depositaron las cenizas de una mujer joven, quizás una reina de la ciudad de Basti. Desde su hallazgo el 20 de julio de 1971 la ciudad bastetana la ha adoptado como su emblema e imagen. En el Museo Arqueológico Municipal se puede contemplar una réplica de la original (Museo Arqueológico Nacional. Madrid)

La trascendencia de la Dama de Baza y de su hallazgo la convierten en una de las piezas más relevantes de arte íbero y más determinantes en la investigación arqueológica de la cultura íbera. Resulta de fundamental relevancia para la investigación arqueológica, el hecho de que fuera hallada en su cámara funeraria, en el interior de la tumba donde fue depositada, con su ajuar funerario al completo. Convirtiéndose esta cámara en una cápsula del tiempo que aporta determinantes datos sobre los ritos funerarios de las gentes que poblaron Baza en el siglo IV a.C.

La Dama de Baza es la única que contenía las cenizas de la persona muerta a la que, se cree que representa la figura. Lo que, hoy por hoy, constata unos ritos funerarios únicos entre los íberos, ya que únicamente los bastetanos construían estatuas antropomorfas huecas o que contenían una urna para alojar las cenizas del difunto.

Esta circunstancia se confirma, además, en la figura del Guerrero de Baza (encontrada en Cerro Largo y que se puede contemplar en el Museo Arqueológico de Baza). Se le suma, además, la singularidad de la utilización de las cráteras griegas, áticas, como ajuar de prestigio en las tumbas y, las de mayores dimensiones, de eran convertidas en urnas cinerarias. Tanto en estatuas, como en cráteras, es algo que hoy por hoy se considera exclusivo del mundo funerario ibérico, y de ello hay especial muestra en la necrópolis de Cerro Santuario, donde se halló la Dama de Baza y de Cerro Largo.

Lorenzo Sánchez Quirante, arqueólogo municipal, en la tumba 155 donde se encontró la Dama de Baza.

Otra de las circunstancias que diferencian la pieza bastetana de otras figuras íberas, es el contexto en el que fue encontrada, durante un proceso de excavaciones sistemáticas. Es decir, no fue un hallazgo casual, como ocurrió con la Dama de Elche o la del Cerro de los Santos.

Cuéntaselo a todos...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar